Pese a la situación económica y a todas las adversidades que han tenido que enfrentarse, esta maravillosa familia venezolana conformada por 6 miembros 4 humanos y 2 no humanos, nos dejaron una gran enseñanza sobre el amor y compromiso que tenemos hacia nuestras mascotas.

Desde la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas viajan hacia Perú y durante el trayecto, la perrita color blanco presentó problemas de parto.  Angustiados y sin saber que hacer, fueron por ayuda profesional al GAD de la localidad, quienes salvaron a la perrita y algunos cachorros, otros lamentablemente fallecieron.

Uno de sus miembros menciona que estos animalitos son parte de la familia y amigos entrañables de las niñas, los quieren mucho y nunca han pensado abandonarlos, incluso algunas personas les han pedido dinero por ellos y su respuesta ha sido rotundamente no.

Porque la familia siempre se mantiene unida.