En noviembre de 2018, Terranimal realizó una visita de capacitación a uno de los 3 hospitales públicos veterinarios existentes en la ciudad brasileña de São Paulo, cuyo programa municipal de manejo de fauna es uno de los más grandes e importantes de Latinoamérica.

La necesidad de democratizar el acceso a los servicios veterinarios para animales de compañía pero también para otras especies, es una realidad recurrente y urgente de solventar en nuestro país puesto que, una de las causas por las cuales ocurren los problemas de salud de especies como perros, gatos, vacas, gallinas o cerdos es la imposibilidad de que sus tutores o responsables accedan a servicio veterinario de calidad y con desagregado en el territorio. Por tal razón, desde Terranimal hemos visto la necesidad de conocer de manera más profunda el manejo técnico y administrativo de los programas de fauna de otras ciudades latinoamericanas; en esta ocasión, en São Paulo, Brasil.

En esta visita al primer hospital público veterinario para animales de compañía de la ciudad (uno de los tres existentes) pudimos conocer el funcionamiento y distribución de sus instalaciones, sus servicios clínicos y quirúrgicos, el modelo de gestión y el componente social que brinda a ciudadanos humanos y no humanos. Este hospital localizado en la zona de Tuatapé atiende en promedio 400 animales al día en sus diferentes servicios, a partir de las 6 de la mañana hasta que el último animalito con turno sea atendido.

Esta unidad de salud animal fue la primera y se inauguró en el 2012. Pertenece a la Prefeitura (Municipio) de São Paulo, pero es administrado en convenio con ANCLIVEPA , gremio de médicos veterinarios que históricamente estuvieron interesados en permitir el acceso a los servicios para personas de escasos recursos. En el hospital atienden y supervisan médicos veterinarios calificados, pero también existen convenios con facultades veterinarias mediante los cuales los estudiantes pueden participar y aprender de las problemáticas diarias que se presentan para los animales; además, en los pisos superiores del hospital existen aulas donde los estudiantes discuten los casos que pueden atender en vivo.

El hospital brinda servicios como: consulta externa, emergencia, rayos x, cirugías menores, traumatología, ultrasonido, control reproductivo, oftalmología, dermatología, infectología, entre otros; ejecutados por 39 veterinarios y 75 personas de apoyo entre auxiliares veterinarios, enfermeros veterinarios y personal administrativo.

Vale mencionar que los servicios son gratuitos pero están focalizados para las personas de estratos económicos más necesitados, a partir de dos estrategias: la localización de los hospitales es justamente en zonas de pobreza y además tienen un sistema de verificación de los ingresos de los tutores a través de identificación del tutor,  del registro municipal de animales de compañía y los datos de impuesto predial, consumo de servicios básicos o impuestos a la renta. De esta manera, se garantiza que el dinero invertido por la Municipalidad no esté destinado a personas que tienen capacidad adquisitiva, sino a aquellas para quienes realmente lo económico es un limitante para poder brindar salud a sus compañeros animales.

Fue realmente una gran oportunidad conocer el funcionamiento y modelo de gestión de esta unidad de salud animal, que maneja un volumen muy grande de pacientes al día y que representa un referente de lo que en el Ecuador podemos conseguir a favor de la salud de los animales que es, al fin y al cabo, nuestra propia salud y la de nuestro entorno.